Connect with us

Wellness

Vive más gracias al yoga

Por Ariana Cintrón 

¡Hola! Mi nombre es Ari. Gracias por leernos en nuestra nueva sección de Wellness. 

Quiero comenzar a hablarte del yoga y compartir contigo ejercicios y prácticas que te ayudarán a mantener tu cuerpo flexible y saludable. 

El yoga es un estilo de vida que promueve vivir de manera balanceada, consciente y en amor propio y hacia todos los seres. Esta manera de vivir se basa en evitar la violencia, vivir en amor incondicional y conocerte mejor para poder adoptar las prácticas que te benefician para vivir más tiempo y ser más feliz. 

Una de las ramas del yoga, las Asanas o Posturas, enseña maneras de mantener la flexibilidad de la columna vertebral para que el cuerpo pueda estar en su máxima movilidad. Esto, a su vez, permitirá mantener la postura de meditación por más tiempo y elevar la conciencia. 

La columna vertebral es la que sostiene tu esqueleto y, por ende, da estructura a tus músculos y mueve tu cuerpo. La columna logra tres movimientos principales que permiten la movilidad natural cotidiana del cuerpo. Practicar constantemente y con buen alineamiento las posturas que fortalecen estos movimientos principales de la columna permiten mantener alto el rango de movimiento del cuerpo en el día a día. 

Estos tres movimientos estiran los músculos alrededor de la columna y ayudan a mantenerlos fuertes y flexibles, de modo que aumenta el rango de movimiento y la movilidad del cuerpo, además de tener una mejor postura.

Al realizarlos consistentemente, podrás evitar lesiones y dolores en el cuello y la espalda. Con la repetición semanal de estos ejercicios, revertirás o podrás prevenir la pérdida de la curvatura natural del cuello, que suele ocurrir por el uso excesivo de celulares, computadoras o por la costumbre de una mala postura durante el día.

En las fotos a continuación, trabajamos con las extensiones de la columna que sirven para fortalecer la espalda y el corazón. Estas posturas estiran el pecho y los hombros simultáneamente. Al practicarlas consistentemente, generan el poder de la compasión, facilitan el amor incondicional y ayudan a vivir en desapego. 

Repite estas posturas diariamente o al menos tres veces en semana. Puedes hacerlo en la mañana, la noche,  o preferiblemente en ambos momentos del día, después de entrenamientos o trabajo físico y cada vez que el cuerpo lo necesite.

Para más información sobre cómo vivir en Yoga día a día, escucha mi podcast Yoga día a día en Spotify. También puedes practicar estas y otras posturas conmigo en una clase virtual los martes y jueves a las 10:30 a.m. a través de Zoom. 

Déjame saber qué te pareció este artículo y cómo puedo acompañarte en tu progreso a través de Instagram.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Twitter

Facebook