Connect with us
[the_ad id="3985"]

Laboratorios

La falsa ilusión del THC

Flores de cannabis con porcentajes de THC de 25% y más, dominan los anaqueles de los dispensarios agotándose rápidamente, mientras que las flores con un porcentaje más bajo tienden a ser menospreciadas

Por Javier Díaz Argimón 
Gerente de Desarrollo de Cannalytics Bioscience Labs

San Juan (9 de abril de 2022) – Hay mucho más en el cannabis que el contenido de THC (tetracannabidiol), sin embargo, en Puerto Rico y en muchas jurisdicciones existe una idea mal interpretada de cuando se trata de mover productos en el mercado medicinal y solo importan dos valores; el precio y el contenido de THC.

Flores de cannabis con porcentajes de THC de 25% y más, dominan los anaqueles de los dispensarios agotándose rápidamente, mientras que las flores con un porcentaje más bajo tienden a ser menospreciadas.

Esta práctica o tendencia pasa por inadvertidos completamente todos los demás componentes químicos medicinales, que en adición al THC, crean lo que se llama el efecto séquito que crea un resultado medicinal mucho más completo y balanceado. 

El contenido de THC no solo no tiene nada que ver con lo “buena” que es la flor, sino que según encontró una investigación reciente realizada por la Universidad de Colorado y publicada en JAMA Psychiatry, el contenido de THC también es un mal indicador de potencia.

Los cultivadores, dispensarios, educadores e investigadores del cannabis conocen este concepto, sin embargo, aquí estamos.   La industria del cannabis medicinal y sus pacientes simplemente no se han percatado o no han sido educados de ello y los dispensarios, al poner las flores de cannabis con alto contenido de THC en los anaqueles de dispensarios para satisfacer la demanda del mercado maleducado, se están asegurando de que este malentendido se perpetúe.

Los laboratorios que realizan pruebas a las flores de cannabis también están sujetos a diferentes niveles de acreditación.  Para garantizar que los resultados de laboratorios son precisos y confiables, el Reglamento 9038 del Departamento de Salud en su Artículo 66, Inciso B, Número 3 exige que todos los laboratorios con licencia estén debidamente acreditados por un cuerpo acreditador como A2LA o ACLASS, pero no todos los laboratorios lo están todavía, poniendo así en tela de juicio la veracidad de resultados y contenidos de potencia en algunas de las flores y otros productos derivados del cannabis.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Twitter

Facebook