Connect with us
[the_ad id="3985"]

Laboratorios

El mito de la sativa, índica e híbrida

Muchas empresas generalizan y etiquetan falsamente sus productos de cannabis para atraer y satisfacer a los consumidores que no tienen un conocimiento profundo de los perfiles químicos y los métodos de producción de la planta

Por Javier Díaz Argimón
Gerente de Desarrollo, Cannalytics Bioscience Labs

Si conoces algo del cannabis, sabrás que la mayoría de la gente clasifica la planta como índica, sativa o híbrida.  Las categorías de cannabis se basan en las propiedades físicas de la planta, pero también se han utilizado generalmente para predecir ciertos efectos. 

Muchas empresas generalizan y etiquetan falsamente sus productos de cannabis para atraer y satisfacer a los consumidores que no tienen un conocimiento profundo de los perfiles químicos y los métodos de producción de la planta.

Científicos e investigadores están trabajando para disipar el mito de la conexión entre la clasificación de las plantas y los efectos del consumo.  Asimismo, están fomentando una forma más precisa para que las empresas de cannabis etiqueten sus productos y ayuden a los consumidores a seleccionar la variedad ideal para el efecto deseado y las propiedades curativas.

Las etiquetas índica y sativa se introdujeron por primera vez para describir diferentes especies de la planta de cannabis que se encuentran en diversas regiones del mundo. Con el tiempo, los términos han cambiado para describir las propiedades físicas de la planta, como la altura y la forma de la hoja. Las plantas índicas son bajas con hojas anchas y las plantas sativas son altas con hojas estrechas.

Históricamente, se creía que las cepas índicas brindaban una sensación relajante o sedante, mientras que las cepas sativas cuentan con experiencias edificantes o energizantes.  Sin embargo, no todas las índicas y sativas se crean de la misma manera porque sus perfiles químicos pueden variar mucho, especialmente con todos los cruces de cepas que se han producido a lo largo de los años.

La composición química de las cepas de cannabis son una recopilación de cannabinoides y terpenos. Juntos, los cannabinoides y los terpenos crean una experiencia de usuario completa que no solo es única para la planta sino también para el cerebro de la persona que la consume.

Cuando se trata de determinar con precisión los efectos de las variedades de cannabis, es importante mirar más allá de la clasificación de índica, sativa o híbrida. Es recomendable prestar atención a las etiquetas cuando compre productos de cannabis y elija sus productos de cannabis con conocimiento.  Además, es importante estar familiarizado con los distintos tipos de cannabinoides y terpenos y explorar qué variaciones, cepas y métodos de consumo funcionan mejor para la experiencia deseada.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Twitter

Facebook