Connect with us

Dispensarios

Industria de cannabis rechaza remoción de cajeros automáticos en dispensarios

La resolución impone que los pacientes de cannabis medicinal solo pueden comprar en los dispensarios utilizando efectivo actualmente, y las tarjetas de crédito y débito no se aceptan debido a las restricciones de la banca tradicional y el gobierno federal a la industria

San Juan, 28 jul (EFE News) – Miembros de la Industria de Cannabis Medicinal (MICaM) expresaron este martes su rechazo a la resolución 2020-01 emitida por la Junta Reglamentadora de Cannabis Medicinal, que obliga a los dispensarios 30 días para remover los cajeros automáticos de sus instalaciones.

La resolución impone que los pacientes de cannabis medicinal solo pueden comprar en los dispensarios utilizando efectivo actualmente, y las tarjetas de crédito y débito no se aceptan debido a las restricciones de la banca tradicional y el gobierno federal a la industria.

“Forzar a los pacientes a buscar dinero en efectivo fuera de los dispensarios es una falta de consideración y demuestra desconocimiento sobre las necesidades del paciente. También aumenta su nivel de exposición y riesgo durante tiempos de pandemia”, afirmó José Rivera, presidente de MICaM, en un comunicado de prensa.

“Nuevamente la Junta actúa a espaldas de la industria y en áreas que no tiene jurisdicción. Ni la ley ni el reglamento prohíben los cajeros automáticos en los dispensarios. La Junta está haciendo una interpretación irrazonable e ilógica sobre estos aparatos, equiparándolos a bancos y métodos de procesamiento de pago”, añadió.

La Junta Reglamentadora de Cannabis Medicinal también impuso la política en cuanto a las ventas de cannabis medicinal relacionadas al turismo médico, y señala que para poder comprar en los dispensarios, el turista deberá portar identificación de paciente de otra jurisdicción con programas de cannabis medicinal autorizados.

Ante ello, Federico Hernández, directivo de MICaM, alertó que la Junta excede sus facultades al reiterar una política que no está fundamentada en el estado de derecho actual.

“La Ley y el reglamento de la industria establecen claramente los parámetros bajo los cuáles un paciente local o de otro estado puede acceder al tratamiento de cannabis medicinal en la isla”, indicó Hernández.

“Utilizar esta orden para añadir requisitos o limitar el acceso al tratamiento va en detrimento del desarrollo de la industria de turismo médico y de nuestra economía”, lamentó.

En este sentido, MICaM solicitará a la Junta que reconsidere esta orden y no descartó la vía legal para detener su implementación. 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Twitter

Facebook