Connect with us
[the_ad id="3985"]

Mundo Cannabis

Senado de Nueva York aprueba el cannabis recreacional

Los legisladores debatieron la medida en el Senado durante tres horas, con los senadores republicanos alegando que el proyecto es peligroso y no representa los deseos de todos los neoyorquinos

La patrocinadora del proyecto de ley, la senadora Liz Krueger, rodeada de personas que apoyaron el proyecto para aprobar el cannabis recreacional.

Por Revista Crónicas

(30 de marzo de 2021) – El Senado del estado de Nueva York aprobó hoy en votación 40 a 23 para aprobar un proyecto de ley para legalizar la marihuana recreativa. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que lo firmaría después de acordar el marco con los legisladores estatales hace apenas unos días.

Se espera que la Asamblea del Estado de Nueva York también apruebe el proyecto de ley.

Si se firma el proyecto de ley, Nueva York se convertiría en el decimoquinto estado del país, junto con el Distrito de Columbia, en haber legalizado la droga para uso recreativo.

El alcalde de Nueva York, Bill De Blasio, ha dicho que apoya la legislación por motivos de equidad racial. “Creo que este proyecto de ley va muy lejos. Creo que hay más que hacer después, pero esto hace mucho en esa dirección”, dijo De Blasio, según WDTV ABC 11.

Los neoyorquinos negros y latinos constituyeron el 94% de las detenciones relacionadas con la marihuana realizadas por la Policía de Nueva York en 2020, a pesar de que los neoyorquinos blancos consumen marihuana en las mismas proporciones.

La medida llega después de que el estado vecino de Nueva Jersey legalizara recientemente la planta. El objetivo de los legisladores era aprobar el proyecto de ley como parte del presupuesto estatal antes de la fecha límite del 1 de abril.

Los legisladores debatieron la medida en el Senado durante tres horas, con los senadores republicanos alegando que el proyecto es peligroso y no representa los deseos de todos los neoyorquinos. La patrocinadora del proyecto de ley, la senadora Liz Krueger, respondió durante el proceso: “Nos reunimos sin cesar con cualquiera que nos lo pidiera… en honor a la verdad, no estoy segura de haberme reunido nunca con un grupo tan diverso de personas como lo hice durante los siete años que mi jefe de personal y yo estuvimos trabajando en este proyecto de ley”.

Se espera que la legalización acabe generando miles de millones de dólares de ingresos para el estado y para la ciudad de Nueva York en particular, con un fuerte impuesto del 13% que incluye un impuesto estatal del 9% y un impuesto local del 4%. La medida también incluye un impuesto sobre la potencia de hasta 3 centavos por miligramo de THC en el producto, que es el componente psicoactivo natural que produce los famosos efectos del subidón de la planta.

Una estimación de la oficina de Cuomo predice que los ingresos fiscales anuales por la venta de cannabis legal podrían aportar $350 millones al año y 60,000 puestos de trabajo al estado cuando la industria esté plenamente establecida.

La medida permite la posesión de hasta tres onzas de marihuana y 24 onzas de concentrado de marihuana. El proyecto de ley también permite el crecimiento de hasta seis plantas en casa y crea programas de equidad para proporcionar préstamos y subvenciones a las personas y los pequeños agricultores que han sido desproporcionadamente afectados por la guerra contra las drogas.

“Mi objetivo al llevar a cabo esta legislación siempre ha sido poner fin a la aplicación racialmente dispar de la prohibición de la marihuana que ha cobrado un precio tan alto en las comunidades de color en todo nuestro estado, y utilizar la ganancia económica de la legalización para ayudar a sanar y reparar esas mismas comunidades”, dijo Krueger en un comunicado de prensa.

Al registrar su voto a favor de la medida, Krueger dijo: “Vi cómo se cometía una gran injusticia y cómo se destruía la vida de los jóvenes por hacer algo que yo hice cuando era un niño. Nadie me puso una pistola en la cabeza y nadie trató de meterme en la cárcel porque era una buena chica blanca”.

Algunos funcionarios piden incluso que el proyecto de ley financie programas de renta básica universal y de propiedad de la vivienda para las comunidades más afectadas por la guerra contra las drogas.

El proyecto de ley borrará los antecedentes penales de decenas de miles de personas, tiene el objetivo de reinvertir el 40% de los ingresos en las comunidades de color y concederá el 50% de las licencias de uso para adultos a los solicitantes de equidad social y a las pequeñas empresas. El proyecto de ley también establecerá “una industria bien regulada para garantizar que los consumidores sepan exactamente lo que están adquiriendo cuando compran cannabis”.

La medida también creará una Oficina de Gestión del Cannabis, que será una agencia independiente que operará con la Autoridad de Licores del Estado de Nueva York. La agencia se encargaría de regular el mercado del cannabis recreativo y los programas de cannabis medicinal existentes. La agencia también sería supervisada por una Junta de Control del Cannabis, que estaría compuesta por cinco miembros: tres nombrados por el gobernador, uno por el Senado estatal y otro por la Asamblea estatal.

Los grupos policiales y la Asociación de Padres y Maestros de Nueva York han expresado abiertamente su preocupación por el proyecto de ley.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Twitter

Facebook