Connect with us

Mundo Cannabis

California es el mercado más grande de cannabis, con ventas de $3,100 millones

“Las estrictas regulaciones de pruebas que entraron en vigencia en julio de 2018, llevaron a muchos proveedores a retirarse”, señaló el reporte.

Los Ángeles (EFE) – El mercado legal de la marihuana en California (EEUU) es el más grande del mundo con una proyección de $3,100 millones al culminar este año, de acuerdo a un nuevo análisis de dos firmas especializadas.

El estudio “California: lecciones del mercado de cannabis más grande del mundo”, elaborado por Arcview Market Research y BDS Analytics, calcula para este 2019 un crecimiento del 23% respecto a los 2.500 millones de ventas del año anterior.

“A pesar de las cargas impuestas en el mercado legal por los reguladores, con un producto interno bruto de $2,700 millones, California tiene el mercado legal de cannabis más grande del mundo”, señaló este jueves Tom Adams, director administrativo y principal analista del Grupo de Inteligencia Industrial BDS Analytics.

Para el experto, quien además es editor en jefe de Arcview Market Research, California mantendrá su posición de liderazgo mientras continúan consolidándose otros mercados en el país, a pesar de la enorme carga del mercado negro que para 2019 se calcula en $8,700 millones, más del doble de las ventas legales.

El estudio proyecta un crecimiento que alcanzará los $7,200 millones en 2024 y prevé que para ese año el 53% de todas las ventas de marihuana en California corresponderán al mercado ilegal, superior a otros estados con mayor fuerza reguladora donde se espera que el mercado el comercio ilícito no sean más del 30% del total de las ventas.

Para combatir el problema, la administración de California se está enfocando en tres áreas principales, según declaró a Efe Nicole Elliott, asesora en la Oficina de Negocios y Desarrollo Económico del gobierno estatal.

De los que denominó “los tres pilares”, el primero es el acceso a licencias “asegurando que hacemos todo lo que es posible para que se vea que los operadores obtienen y mantienen sus licencias”, explicó.

Los otros dos corresponden a hacer cumplir las leyes que regulan el mercado a través de las entidades correspondientes y a “proteger con igualdad”, tanto a los individuos como a las comunidades afectadas por el mercado ilícito.

Con relación a los usuarios, el análisis encontró que el promedio de edad del consumidor de cannabis en California es de 44 años. Para 2019, el análisis proyecta que la población mayor de 21 años del estado será de 30.1 millones de personas.

No obstante, las generaciones más jóvenes consumen marihuana en mayor cantidad con el 39% de la Generación Z (los nacidos entre mediados de 1990 y comienzos de 2000) y los milénicos (entre 1980 y mediados de los 90), al igual que el 41% de la Generación X (entre 1960 y 1979), que reportaron su consumo recientemente.

En contraposición, sólo un 20% de los “baby boomers” (nacidos entre 1940 y 1959) y generaciones mayores reportaron el consumo de cannabis.

El enorme volumen de ventas de la marihuana en el Estado Dorado, contrasta con el bajo número de distribuidores autorizados, tal como resalta el reporte”.

Así, en California hay un distribuidor con licencia por cada 35,147 adultos mayores de 21 años, mientras que en Oregón se registra un dispensario por cada 5,567 adultos mayores de 21.

Por su parte, Colorado -el primer estado del país en legalizar el uso de la marihuana recreativa- cuenta con un distribuidor autorizado por cada 4,240 adultos mayores de 21 años.

Lo que más sorprende del gran crecimiento del mercado en California según el análisis, es que a partir del 1 de enero de 2018, cuando se legalizó el uso recreativo de la marihuana, igualmente surgieron restricciones o prohibiciones locales que causaron una reducción en los distribuidores.

“Las estrictas regulaciones de pruebas que entraron en vigencia en julio de 2018, llevaron a muchos proveedores a retirarse debido a que la escasez de productos redujo drásticamente el gasto de los consumidores”, señaló el reporte.

Aunque el entonces gobernador Jerry Brown proyectó que el comercio legal de la marihuana proporcionaría $643 millones en impuestos en 2018, sólo se obtuvieron $345 millones, de los cuales $182 millones resultaron de las ventas del producto y $36 millones de los impuestos a su cultivo.

No obstante, para Adams, el mercado de cannabis en California representa “una oportunidad” teniendo en cuenta que se trata de compañías “que están creciendo un 19% anualmente y eso es raro”.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Twitter

Facebook