Connect with us

Puerto Rico

Impresiona el mercado boricua

Published

on

La autora Angela Bacca durante una visita al laboratorio Cannalytics.

Por Angela Bacca
Especial para Revista Crónicas

Aunque el mercado del cannabis medicinal en Puerto Rico apenas está comenzando, en algunos aspectos es sorprendentemente maduro. Sin embargo, hay muchos huecos que llenar para los pacientes y muchas oportunidades de crecimiento para las empresas locales.

En los últimos años, he pasado mucho tiempo recorriendo mercados de cannabis legal para uso médico y recreacional en EE.UU. y Canadá. He escrito y editado sobre el tema durante 11 años, comenzando en el lugar de nacimiento de la industria: el área de la bahía de San Francisco. Como asistente editorial del columnista fundador de High Times, Ed Rosenthal, quien ha escrito o editado la mayoría de las publicaciones de la industria en la última década, he conocido bastante, y nunca había visto nada como Puerto Rico.

Si bien algunos de los desafíos en la isla son los mismos que se sintieron en todos los estados, también existen algunos desafíos y oportunidades únicas.

Aquí están algunos de los puntos que llaman mi atención:

La flor es excelente

La flor es el principal producto disponible en este momento en los dispensarios de Puerto Rico y, en su mayor parte, la calidad es increíblemente alta. Hay una amplia gama de variedades que se cultivan en la isla y una abundancia de moñas gruesas, densas y fragantes en todas las tiendas legales.

En comparación con el producto en otros mercados legales que he probado, la flor de Puerto Rico definitivamente supera la mayor parte de lo que se encuentra en los mercados de Colorado y Washington, y supera con creces casi todo el producto disponible en estados con restricciones médicas exclusivas como Nueva York y Florida, aunque no iría tan lejos como decir que supera la calidad artesanal de los productores más establecidos de la costa oeste.

Faltan el hash y más extracciones

Al recorrer varios dispensarios en Puerto Rico, me sorprendió ver una falta de extractos y noté un conjunto limitado de productos manufacturados. La única resina viva en la isla se vende a $75 por gramo, que es tres veces el precio de lo que está disponible en los mercados de Oregon y Colorado. Y, aunque la calidad era excelente (¡gracias Tu Medicina!), solo había una variedad disponible.

A medida que los mercados legales se saturan de flores, se producen más productos de las extracciones. Si bien hay una gran cantidad de cartuchos para vaporizador en Puerto Rico, los pacientes necesitan un acceso más amplio a los extractos de espectro completo, como el Aceite de Cannabis de Extracto Completo (FECO, también conocido como Rick Simpson Oil o RSO), extractos de agua helada y kief.

Las necesidades de los pacientes no están siendo satisfechas

Parece que el mayor problema que enfrenta la industria del cannabis en Puerto Rico es la falta de pacientes. Como paciente, tengo muy claro por qué sucede esto y todo se reduce a que la mayoría de las empresas de la isla se centran en las ganancias a expensas de lo que los pacientes realmente necesitan. A largo plazo, esta tampoco es la mejor manera de obtener ganancias.

Por supuesto, los huracanes Irma y María jugaron un papel muy importante en la falta de pacientes en el sistema. Aquellos con afecciones médicas graves y los medios para abandonar la isla fueron algunas de las primeras personas que se fueron durante el éxodo posterior al huracán.

La disponibilidad del producto aún es limitada y los precios siguen siendo prohibitivos para la mayoría de los pacientes, quienes a menudo viven con presupuestos increíblemente limitados debido a sus condiciones y es posible que ya tengan acceso al mercado negro. Los impuestos sobre el cannabis medicinal son altos, al 11.5%, y la mitad de ese ingreso se destina directamente al pago de la deuda de la isla con Wall Street, lo que me lleva a mi último punto …

Los objetivos del programa no se lograrán sin una legalización completa

La medicina no debe ser gravada. Es irrazonable poner la carga de generar ganancias fiscales en pacientes que ya tienen poco dinero. Aun así, es claramente un objetivo principal del estado puertorriqueño generar ingresos fiscales y establecer nuevas oportunidades de negocios a través del cannabis legal.

Las leyes que regulan la industria han ido disminuyendo lentamente con la intención de atraer a más pacientes a las tiendas legales, incluido el reconocimiento de las tarjetas de cannabis medicinal emitidas por los estados del continente.

Si el enfoque es generar ingresos fiscales y oportunidades de negocios, el mercado debe abrirse a todos los adultos mayores de 21 años y la carga fiscal debe trasladarse de los pacientes al mercado recreacional para adultos.

En estados como Oregon, California, Colorado y Washington las tasas impositivas superan el 20% y han generado ingresos de cientos de millones.

Una ley de uso recreacional para adultos en Puerto Rico permitiría a los productores bajar los precios médicos y generar otro flujo de efectivo a través de las oportunidades que se presentan en un mercado más amplio.

Para comentarios, escriba a angelabacca@gmail.com

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Twitter

Facebook