Connect with us

Pacientes

Cannabis para contrarrestar los efectos del Alzheimer

Published

on

San Juan (EFEUSA) – El Alzheimer constituye la cuarta causa de muerte en Puerto Rico, una tasa de mortalidad mayor que en otras jurisdicciones de Estados Unidos, en un momento en que investigaciones científicas apuntan al cannabis como una herramienta para tratar aquellos afectados por la devastadora enfermedad.

La neuropsicóloga Josefina Meléndez-Cabrero, quien evalúa a pacientes en etapas leves de Alzheimer, es una de las profesionales de la salud que apoya el uso del cannabis medicinal para aminorar los síntomas del mal, que también causa más muertes que el cáncer de seno y de próstata juntos, y para la cual no existe cura.

Algunos de los síntomas que presenta el paciente de Alzheimer, son pérdida gradual de la memoria, problemas de juicio, desorientación, dificultad para aprender y pérdidas de habilidades con el habla y la capacidad de realizar tareas rutinarias.

Específicamente el uso de los cannabinoides, particularmente pequeñas dosis de Tetrahydrocannabinol (THC), puede aliviar los efectos de la condición en el comportamiento y la salud en general, para beneficio de los pacientes y sus cuidadores.

Según dijo Meléndez-Cabrero a Efe, el cannabis medicinal debe considerarse como “una alternativa de tratamiento dado que tiene mucho potencial”, pues pacientes que ha evaluado con Alzheimer y que usan la hierba, han reportado un alivio en los síntomas de alimentación, al acostarse, estar más tranquilos y alertas.

“Con el cannabis, pueden ser más funcionales. Es un alivio para el paciente y para el cuidador”, afirmó la especialista.

Meléndez relató que ha evaluado pacientes con Alzheimer que llegan desesperados a su oficina junto a algún familiar o cuidador, quienes han optado por el cannabis medicinal como una alternativa adicional para el manejo de los síntomas y han mostrado cambios positivos.

Esto se debe, según explicó Meléndez, a que hay medicamentos para tratar el Alzheimer que provocan efectos secundarios a su cuerpo, como náuseas y vómitos, especialmente a pacientes de entre los 71 y 80 años, por lo que entonces tienden a perder peso, pierden el apetito y se muestran más débiles.

“El uso del cannabis medicinal tiene que ser personal y con seguimiento médico”, afirmó Meléndez ante el tabú que existe en Puerto Rico sobre ello para tratar esta condición, así como otras, como el cáncer, el sida, la esclerosis, la enfermedad de Crohn, la artritis, la ansiedad, la epilepsia, el parkinson, la anorexia y las migrañas.

“Hay mucho tabú, y por eso entiendo que las campañas de educación son sumamente importante. El Alzheimer no solo ataca al paciente, sino a sus familiares a nivel económico y emocional”, abundó Meléndez.

Para el año 2015, el mal del Alzheimer era la quinta causa de muerte en Puerto Rico. Cuatro años más tarde, ya es la cuarta.

Igualmente, hace cuatro años, la prevalencia de demencia en un sector en la isla alcanzaba el 11.8%, la más alta del Caribe.

Para ese mismo año -2015- la tasa ajustada de mortalidad por Alzheimer se incrementó en la isla entre 2000 y 2010 de 23.8 a 46.1 casos por cada 100,000 habitantes.

Por su parte, Fraga dijo a Efe que se proyecta que para el año 2050 se tripliquen los pacientes de Alzheimer, que en su mayoría son mayores de 60 años, aunque se han reportado casos de personas con tan solo 35 años de edad.

Varios elementos de riesgo para sufrir Alzheimer son la mala alimentación, la falta de ejercicio físico y de descanso y el exceso de estrés y de horas de trabajo.

De acuerdo con Fraga, el cannabis puede ayudar a cerrar la brecha en el tratamiento del paciente y sirve para complementar las opciones limitadas en la medicina tradicional.

El Alzheimer es una de las condiciones aprobadas para tratamiento con cannabis por la Junta Reglamentadora del Cannabis Medicinal del Departamento de Salud de Puerto Rico.

A pesar de que se estima que existen miles de pacientes en la isla que sufren de la enfermedad, el número de pacientes registrados para dicha condición permanece bajo.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *